dolores hidalgo

Un paseo por Dolores Hidalgo, Guanajuato

| 0 Comentarios

Dolores Hidalgo es la ciudad donde se inició el movimiento independentista de México. Los invito a un paseo por su centro histórico para conocer a sus patriotas, su música, su arte, sus costumbres y sus deliciosas nieves

dolores hidalgo

Rojo, verde y blanco son los colores que inundan las calles de las ciudades en septiembre, mes donde se celebra la Independencia de México. Banderas, guirnaldas, cintas y banderines cuelgan de las fachadas de las casas, de los balcones, atraviesan las calles por el aire, flamean contra un cielo siempre azul, siempre eléctrico.

dolores hidalgo

Nuestra visita a Dolores Hidalgo tenía como objetivo ir a conocer la propuesta turística de una bodega –actividad emergente y con futuro prometedor en Guanajuato- y de caminar un poco la ciudad para ir armando, a partir de museos, monumentos y de la interacción con la gente de la calle, la historia de la ciudad y poder asomarnos a su presente.

dolores hidalgo

No sé por qué, pero ya de entrada, el recibimiento que nos da una colosal escultura nos predispone bien para la visita. Es el Monumento a los Héroes de la Independencia, cuya cima a 25 metros de altura parece enredarse entre las nubes. Fue inaugurado en 1960, para la celebración de los 150 años del inicio del camino de México hacia la independencia.

dolores hidalgo

Muy cerca del monumento, cruzando una de las avenidas que circundan a la rotonda, nos encontramos con Lungar, el Mercado de Artesanías de Dolores Hidalgo. ¿Qué fuimos a ver aquí? Objetos de cerámica, de tipo mayólica, que es el arte que caracteriza desde  sus orígenes a la producción artesanal de la ciudad.

dolores hidalgo

Este tipo de cerámica, también llamada de Talavera (por su origen ibérico) aparece en todo Guanajuato, en forma de animales, vajilla, adornos, y sobre todo macetones y macetas que lucen bellísimas en los floridos balcones coloniales.

dolores hidalgo

Nuestra próxima parada en la ciudad es Jardín Independencia (la plaza principal), epicentro de la vida pública y comercial de Dolores Hidalgo. Desde los orígenes, la plaza fue sede de tianguis (ferias) donde los habitantes intercambiaban todo tipo de productos y se enteraba de las novedades. Y fue en esta misma plaza donde el cura Hidalgo convocó al pueblo para el famoso “grito” libertario. Por ese en el centro del Jardín Independencia -y rodeada de vendedores de pan de chicharrón, de nieves, de golosinas, de artesanías, de lustrabotas- se erige un monumento al cura Hidalgo.

dolores hidalgo

Sin embargo, el “grito” de libertad no se dio en la plaza sino enfrente, en la escalinata de la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores. Hasta allí tuvo que ir el curo Hidalgo para que el pueblo, que había acudido a repudiar y revelarse contra la corona española, pudiera escuchar su prédica libertaria.

dolores hidalgo

En la escalinata hay una placa que indica el lugar exacto desde donde el cura Hidalgo dio su histórico discurso, y adonde cada año el pueblo se concentra para conmemorar a viva voz el grito que dio origen a la Independencia de México.

dolores hidalgo

Foto de abajo: los lustrabotas con sus singulares y cómodos puestos están en todo el Jardín Independencia

dolores hidalgo

Foto de abajo: vendedora de pan de chicharrón (es crujiente, aireado y frito, y muy rico)

dolores hidalgo

Fotos de abajo: Dolores Hidalgo es famosa por sus nieves (helados) y de este tipo de puesto de venta callejera se ven varios en la plaza. Tienen gustos muy exóticos, como aguacate (palta), tequila, chicharrón, nopal (cactus de tuna) y muchos más.

dolores hidalgo

dolores hidalgo

Muy cerca de la plaza principal, y sobre la misma calle de la Parroquia, visitamos una casa histórica convertida en el Museo José Alfredo Jiménez. En esta casa, cuyas dependencias rodean un patio principal, con galerías de arcos y columnas, luminoso, y que tiene como techo el cielo, vivió el Rey de la  canción ranchera.

dolores hidalgo

Recorremos las ocho salas dedicadas al cantante y nos vamos metiendo en su vida, desde su niñez y juventud, sus primeros trabajos y canciones, su apogeo y fama, romances y la decadencia a causa de la vida bohemia y el exceso de alcohol que, finalmente, acabó con su vida.

El museo narra la vida del cantor a través de fotografías, objetos, paneles, discos, vestimentas, cuadros, cartas y ambientaciones sonoras. Hasta podemos escuchar algunos de sus más famosas canciones.

dolores hidalgo

José Alfredo Jiménez murió muy joven, a los 47 años, y sus canciones permanecen muy vigentes en México. Sus letras, nos explican en el museo, hacían referencia al estereotipo del galán charro, mujeriego, bebedor y perpetuamente enamorado.

Además de conocer la vida del Rey de la canción ranchera, la visita al museo nos permite ver cómo era una casa típica provinciana de fines del siglo XIX.

dolores hidalgo

Nos quedaron, por supuesto, muchas cosas pendientes por conocer en Dolores Hidalgo; por ejemplo, visitar otros sitios y edificios históricos, ir a conocer qué hay en la zona rural, o comer en algunos de los restaurantes y bares que vimos en los alrededores del Jardín Independencia y que lucían muy bien.

dolores hidalgo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.