excursion australis

Excursión de Australis al glaciar Pía

| 0 Comentarios

La excursión de Australis al glaciar Pía es parte del itinerario “Fin del Mundo” que realiza el crucero Vía Australis en la Patagonia austral y que llega hasta el Cabo de Hornos.

excursion australis

La excursión de Australis al glaciar Pía fue una de las actividades que realizamos el primer día de navegación durante el viaje al Cabo de Hornos. Es una de las actividades del itinerario “Fin del Mundo” del crucero de Australis que visita diferentes puntos de la Patagonia austral, entre la Isla Grande de Tierra del Fuego y el Cabo de Hornos.

El escenario de esta excursión es un fiordo hasta cuyo extremo llega el glaciar Pía, una mole de hielo azul que se abre paso entre las montañas de la costa hasta llegar al agua.

El buque permanece anclado en el medio del fiordo a bastante distancia del glaciar. Nosotros descendemos en los zodiacs y navegamos hasta una costa de roca cerca de la muralla de hielo.

excursion australis

excursion australis

Desde allí emprendemos una caminata para acercarnos un poco más y tener una mejor vista del glaciar. Es un muro imponente de diferentes tonalidades de azul y blanco que refleja mil formas y figuras según la luz que haya en ese momento.

Los trozos de hielo de la cima del glaciar sobresalen como una cresta.

excursion australis

Mientras estuvimos allí tuvimos la buena suerte oírlo crujir y de ver cómo caían a las aguas del fiordo enormes trozos de hielo que se desprendían de su frente.

Luego continuamos la caminata, a través de un pequeño bosque y bajo la nevada que de repente se intensificó, hacia la cima del promontorio donde habíamos desembarcado.

Desde allí arriba tuvimos una mejor vista panorámica del glaciar y del paisaje que lo rodea.

Me causó impresión el tamaño del bosque al pie del glaciar, desde nuestro mirador parecía apenas un poco de hierba esparcida sobre la costa del fiordo.

excursion australis

Y también el glaciar gris, casi pegado al glaciar Pía, aunque si no fuera por los guías, hubiera pasado desapercibido para nosotros. Es un glaciar de gran tamaño aunque no tanto como el Pía, y el color gris que tiñe su hielo se debe al tipo de sedimentos que arrastra en su interior.

excursion australis

Nos quedamos un rato allí arriba escuchando los copos de nieve golpear contra nuestras camperas, contemplando un paisaje irrepetible en ese lugar remoto del planeta.

Cuando emprendimos el regreso, la tarde se había puesto muy fresca y además soplaba viento. Con ese panorama, no se imaginan cuánto disfrutamos el chocolate caliente con whisky que nos sirvieron antes de embarcar en los zodiacs para regresar al Vía Australis y continuar nuestro camino.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.