isla navarino

Bahía Wulaia, Isla Navarino

| 0 Comentarios

La visita a la Isla Navarino es una de las excursiones del crucero Vía Australis incluidas en el itinerario del viaje al Cabo de Hornos.

isla navarino

El regreso a Ushuaia luego de visitar el Cabo de Hornos con el crucero Vía Australis fue a través del Canal Murray, pero antes dejar atrás el pasaje que se abre entre las islas Hoste y Navarino nos detuvimos en Bahía Wulaia. Una vez más saltamos a los zodiacs para navegar hasta la isla bajo un cielo más amplio que lo normal.

isla navarino

La idea era conocer Isla Navarino a través de una caminata breve que implicaba un mínimo esfuerzo porque iba en ascenso.

En seguida de ponernos en marcha vimos el rastro de la presencia de cerdos salvajes y castores. Lo de los cerdos fue una sorpresa para mí, pero la presencia de los castores es algo sabido; también están en toda la Isla Grande de Tierra del Fuego.

isla navarino

Cuenta la leyenda que fueron introducidos en la región en el siglo pasado para un proyecto de cría y obtención de pieles que no dio los resultados esperados. Luego, los castores fueron librados a su suerte y parece que se encontraron muy a gusto en la isla. Desde entonces no han parado de reproducirse, ni de talar y pudrir los bosques como consecuencia de su incesante tarea de construcción de diques que anegan los suelos.

Es un problema en toda la isla, binacional, pero tanto las autoridades chilenas como las argentinas no han hallado aún una solución efectiva para frenar el accionar de los roedores. La principal dificultad para neutralizarlos es que estos animales no tienen un depredador natural en la zona.

Seguimos camino.

isla navarino

Avanzamos en fila india siguiendo un sendero que se metía en el bosque, zigzagueaba entre grandes raíces, atravesaba un arroyo de agua espumosa y terminaba en un mirador natural, sobre una barranca, que daba hacia el oeste. Llegamos a ese lugar cuando el sol estaba cayendo.

isla navarino

El paisaje que vimos frente a nosotros nos dejó impactados por su belleza: islotes e islas pequeñas desparramadas por la bahía, el muelle como un delgado insecto metiendo las patas en el agua helada, un horizonte de montañas y, arriba de todo eso, nubes gordas y espesas deslizándose en el cielo.

isla navarino

Y abajo, allá lejos en el agua calma de la bahía, flotaba muy pequeño nuestro barco de expedición de Australis.

isla navarino

-Mira videos del viaje al Cabo de Hornos en mi cuenta de Vine

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.