cerveza artesanal

Cervezas artesanales de Castilla y León

| 0 Comentarios

Ruta de la cerveza artesanal española: un itinerario cervecero por varias ciudades de Castilla y León, una visita casual a una Fiesta de la Cerveza y el descubrimiento de una cerveza artesanal de cannabis. De eso trata este post.

Esta ruta de la cerveza artesanal es, por supuesto, “mi” ruta personal de la cerveza, surgida de manera espontánea durante el viaje a España que hice este año. Hacía un tiempo que quería empezar a escribir de cervezas artesanales en el blog y con esa idea llegué a las tierras castellanas.

Como verán, este viaje fue el momento adecuado para hacerlo, porque desde la primera vez que me senté a una mesa a comer, la cerveza estuvo siempre presente.

Al final del viaje resultó que había probado 11 marcas de cervezas en 7 ciudades.

Esta es la lista:

San Frutos y Caelia en Segovia

La primera cerveza artesanal del viaje la probé en Segovia. Fue durante un almuerzo en el restaurante El Fogón Sefardí, donde comí un cochinillo delicioso. Habíamos pedido vino, pero vi que la carta ofrecía una cerveza artesanal local y la pedí. Una San Frutos. El nombre lo toma del patrono de la ciudad. Probé una rubia de rico sabor.

san frutos

También en Segovia fui a comer al restaurante del hotel Paradores, una de las marcas anfitriona de mi viaje por España. El hotel está ubicado sobre una colina y el restaurante tiene ventanales y balcones que ofrecen vistas de la ciudad y del Río Duero. Y con esas vistas disfruté una de mis cervezas artesanales preferidas de todo el viaje: Caelia, una cerveza de trigo, espumosa, de aromas frutados y con sabor a grano.

caelia

San Miguel en Palencia

Sentado muy tranquilamente en la terraza de uno de los restaurantes que hay alrededor de la muy tranquila Plaza Mayor de Palencia, tomé una cerveza San Miguel. Ese día hacía mucho calor, pero a la sombra y refrescado por la cerveza, el almuerzo transcurrió de manera agradable, charlando y mirando a los que cruzaban la plaza inundada por el sol. Creo que ese día tomé dos cervezas.

san miguel

La Loca Juana y Viriato en Valladolid

En esta ciudad tomé dos cervezas, muy sabrosas y diferentes, que aluden a dos personajes históricos.

En el restaurante Don Bacalao probé la cerveza La Loca Juana, otra de las más ricas del viaje. Tomé una botella de ¾ que compartí con una colega y luego, no pude resistirme, otra botella pequeña. Ambas en su versión de Loca Rubia.

la loca juana

Y en el restaurante Ángela, que ofrecía una gran variedad de cervezas, probé la Viriato, muy espesa y de sabor intenso. Me gustó mucho. La etiqueta es de apariencia retro y tiene la frase “Terror romanorum”, que hace referencia a un caudillo que enfrentó a los romanos en la península ibérica en el siglo II y de quien toma el nombre. En la etiqueta se puede ver la figura de Viriato, tomada de una estatua que lo representa saludando y con una espada en la mano. El héroe está prácticamente desnudo, con la excepción de un pequeño escudo que protege su miembro.

viriato

Gruit y Rastafari en Medina del Campo

La visita a Medina del Campo fue la confirmación de que la idea de probar una cerveza en cada ciudad había sido acertada. Apenas llegamos a la ciudad nos dirigimos a la Plaza Principal. Allí vimos una carpa enorme y un cartel que anunciaba: Fiesta de la Cerveza.

Probé varias cervezas recorriendo los puestos de la Fiesta, donde también se ofrecía comida y había charlas sobre temas cerveceros e incluso mostraban el proceso de elaboración en vivo. La Fiesta era en una carpa enorme en la plaza principal, y del otro lado de la calle, en la municipalidad, había una exposición de objetos relacionados con la cerveza, como antiguas botellas, vasos, jarras.

Me gustó mucho la Rastafari, una cerveza de cannabis de la que traje una botella. Esta cerveza viene de ¾ y está gasificada de manera natural por maduración prolongada. Es espesa y sabrosa, de un dorado opaco, y la botella presenta sedimentos en el fondo.

rastafari

Además, muy gentilmente, uno de los expositores nos invitó a una degustación especial de su línea de cervezas: la Gruit. Probamos todas sus variedades, de diferentes texturas, sabores, colores y graduaciones alcohólicas: Wit (5%), Blond (5,5%), Amber (6,6%), Bruin (8%), Inferno (9%). Una más rica que la otra.

Gruit (o grutum) se denomina a un grupo de hierbas utilizadas en la Edad Media, y aún antes, para la elaboración de la cerveza. En las cervezas Gruit, estas hierbas se utilizan en sustitución del lúpulo.

El eslogan de Gruit es más que elocuente con respecto a su propuesta de elaboración: The forgotten flavour (El sabor perdido). Mi preferida fue la Amber.

gruit

Lady Corrillo en Salamanca

Luego de cenar, salimos a pasear con una colega para tener una visión nocturna de la hermosa de Salamanca. La famosa Universidad de la ciudad atrae a estudiantes de toda España y de otros países y esa juventud le da dinamismo a la ciudad. Es una ciudad con mucha diversión nocturna y por las noches la Plaza Mayor estalla de gente que colma los bares. Luego del paseo, y antes de volver al hotel, entramos un rato a Corrillo, un bar con sótano jazzero ubicado en una de las calles cercanas a la Plaza Mayor. Mirando la carta de bebidas, vemos que el bar elabora su propia cerveza artesanal: Lady Corrillo, una rica American Pale.

lady corrillo

Gredos y Alhambra en Ávila

De las cervezas Gredos probé dos, en el restaurante del hotel Paradores de Avila: una rubia versión English Pale Ale (4,7%) y una Doble Malta (6,9%). Me gustó mucho la última de las mencionadas, una American Amber Ale cremosa, oscura y con un leve matiz tostado. Gredos pone su valor diferencial en la pureza del agua utilizada en la elaboración, proveniente de la Sierra de Gredos. Esta es otra de las cervezas que subió a mi podio de favoritas.

gredos

La Alhambra la probé en un bar, durante un paseo nocturno. Luego de caminar un rato por la ciudad en penumbras, haciendo algunas fotos con un colega, nos metimos en un bar cercano a la Plaza Mayor. Tenían cerveza artesanal, por supuesto: Alhambra, en seis variedades: Alhambra Especial (5,4%), Mezquita (7,2%), Alhambra Negra (5,4%), Alhambra Premium Lager (4,6%), Alhambra Sin (sin alcohol) y la Alhambra Reserva 1925 (6,4%), la extra lager que elegí esa noche.

alhambra

Mahou en Burgos

Mahou es una marca muy conocida en España con una larga historia. En 2015 cervezas Mahou cumplió 125 años de existencia. Su historia comenzó en 1890, en Madrid. En el restaurante del hotel donde me alojé en Burgos probé una Mahou 5 Estrellas, una cerveza que se fabrica desde 1969 y que es un clásico de la marca.

mahou

Y para finalizar, les cuento que también en Burgos me quedé con las ganas de probar algunas cervezas. De camino a visitar un convento pasamos apenas unos minutos a conocer el Polvorilla, un bar histórico de la ciudad que desde 1930 permanece con las puertas abiertas en la Plaza de la Libertad. Venden varias cervezas artesanales, entre ellas las de elaboración propia (las de las etiquetas con forma de rombo de la foto de abajo). El hombre de anteojos y bigotes que ilustra las etiquetas es el mismo que atiende el bar, el actual propietario. Quedó pendiente para la próxima vez.

cerveza artesanal

— — — — — —

Mira otros post sobre mi viaje a España

Mira la crónica completa del viaje en Storify

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.