callejoneadas

Callejoneadas en Guanajuato

| 0 Comentarios

Callejoneadas: descubre una de las actividades nocturnas más tradicionales y divertidas de Guanajuato.

callejoneadas

Las callejoneadas es una de las actividades que ningún visitante osa perderse cuando visita Guanajuato. Se trata de un recorrido nocturno por los callejones de la ciudad, acompañados por una ruidosa “estudiantina” que mezcla música con un poco de historia, humor, leyendas y mucha picaresca.

Las “estudiantinas” son agrupaciones musicales formadas por estudiantes universitarios. Esta tradición comenzó en Guanajuato a comienzos de 1960 y desde entonces no han parado de proliferar y de ponerle música y diversión a la noche guanajuatense.

callejoneadas

En la actualidad, a estas agrupaciones musicales las llaman Tunas y están conformadas por una decena de músicos que son comandados por el Tuno, el líder y animador de la troupe bufonesca.

La movida comienza en el pleno centro histórico de Guanajuato, alrededor de las ocho de la noche, frente a la puerta de la Iglesia de San Diego, al lado del Teatro Juarez, donde comienza a agruparse la gente que acude a los gritos del Tuno.

El Tuno con el que yo hice la callejoneada era un gran performer.  De manera natural se va comprando al público, va sondeando de dónde provienen, hace chistes, exalta los estereotipos sociales (sobre todo de los participantes mexicanos) y de principio a fin todo es risas y carcajadas y rogar que no te agarre de “punto”.

callejoneadas

Antes de comenzar con la callejoneada propiamente dicha, la Tuna interpreta algunas canciones y el Tuno se encarga de hacer bailar a algunas parejas (si van con sus novias/novios háganlo dispuesto a soportar algunos chistes). Este Tuno en particular era tan comprador y carismático que hasta hizo bailar a dos mexicanos que durante un buen rato se resistieron hasta que finalmente sucumbieron al ridículo para regocijo de todos los que miraban. Obviamente, como argentino, ligué un comentario a la pasada, pero gracias a que era el único que me encontraba allí esa noche no hubo ensañamiento.

callejoneadas

Una vez que todos hemos ligado la “gastada” o el chiste que nos correspondía, y hemos escuchado cantar a la Tuna, arranca la caminata por los callejones. La Tuna va a la cabeza y el resto la seguimos. A medida que avanzamos, se van sucediendo las canciones, las anécdotas, leyendas sobre la ciudad.

callejoneadas

callejoneadas

Al principio vamos todos juntos, pero llegados a un punto nos separan en dos grupos a hombres y mujeres. Y cuando más adelante nos volvemos a encontrar, a puro grito, los hombres sorprendemos a nuestras compañeras de callejoneada recitándoles un poema de amor que resuena en la noche. Y enseguida nos mezclamos a bailar para luego de un rato emprender el regreso por las laberínticas callecitas de Guanajuato.

callejoneadas

No lo duden. Si viajan a Guanajuato, sobre todo en grupo, no se pierdan de participar de una callejoneada porque se van a divertir un buen rato.

Más información del destino en el sitio web de Guanajuato

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.