me echo la burra

Me echó la burra, cerveza artesanal de San Carlos

| 0 Comentarios

Mi último viaje a Cafayate me dejó, además de lindos paseos y buenos momentos, unas cuantas cervezas artesanas locales de Me echó la burra que vale la pena conocer.

Me echó la burra es una cerveza artesanal elabora en San Carlos, Salta, a 25 kilómetros de Cafayate. Es parte del proyecto Finca Buena Vista que incluye, además de la cerveza, la casa de campo La Vaca Tranquila.

me echo la burra

Conseguí Me echó  la burra durante mi último viaje a Cafayate y aproveché a comprar en esta localidad seis estilos, principalmente los que no se consiguen en Buenos Aires. Las Me echó… la burra en sus variantes roja, negra y rubia se consiguen en muchos lugares de Buenos Aires, pero en Cafayate encontré algunos que no sabía que existían, como la Real, la Blanca (de trigo), La Pecadora (de frutas), La Antigua (colorada) y la San Lunes (ultra alcohólica). Además de estas traje una Negra, que ya había probado pero que es una de las que me gusta.

Las cervezas de Me echó la burra tienen la particularidad de ser my alcohólicas. Ninguna baja de los 6° y la San Lunes llega al extremo de los 11°, la más power de todas.

La otra particularidad son sus etiquetas. Las Negra, Roja y Rubia son iguales (predomina la silueta de la burra) pero cambia obviamente el color; incluso la Real tiene a la burra pero algo más estilizada. Ya en los otros estilos, las etiquetas cambian.

Tanto en La Pecadora, La Antigua y San Lunes las etiquetas tienen motivos bien diferentes. La Pecadora es bastante evidente e incluso La Antigua da algunas pistas (el rostro es de San Carlos Borromeo) pero la San Lunes no sé, tal vez los bailarines quieren inspirarnos a que empecemos el lunes bien arriba con todas las pilas. Algún día los visitaré y les voy a preguntar.

Ahora a las birras:

La Real me pareció la más exótica y la de trigo es para hacerle el honor cada tanto. Me gustaron mucho la Negra y La Antigua también.

Real: es una cerveza rubia tirando a color miel, opaca y levemente espesa, muy aromática y sabrosa, aunque no pude precisar a qué sabe, tal vez una fruta o una especia, pero seguro a algo verde. Me gustó sobre todo que a medida que se va tomando se va asentando el amargor. 8% de alcohol.

Negra: cerveza negra bien amarga, pero liviana, con final sabor a chocolate amargo. 8% de alcohol. Muy rica.

Blanca: cerveza de trigo, color dorado pálido sin brillo. 6% de alcohol. Las cervezas de trigo son bastante especiales y esta creo que merece la pena.

La Pecadora, una cerveza con frutas, rubia color dorado, oscura y opaca, un sabor cítrico marcado donde predomina la manzana aunque se desvanece rápidamente en boca. Buen cuerpo y 6% de alcohol.

La Antigua: se presenta como cerveza colorada y está dedicada a San Carlos Borromeo,  tiene  6% alcohol y espuma cremosa. Es una cerveza muy sabrosa y clara, con un amargor bien marcado. Muy rica, una de las que más me gustó.

San Lunes: como dije, la más power con 11% alcohol (y se nota). Es una cerveza roja bastante amarga, y si bien me gustan las cervezas amargas el alto porcentaje de alcohol no la hace una de mis favoritas. De todas maneras, es una rareza que merece una probada.

Todas las cervezas Me echó la burra vienen con una buena capa de sedimentos, algo normal en estas cervezas elaboradas con doble fermentación y doble maduración de cuatro meses.

Sin dudas Me echó la burra es una de las buenas alternativas de cerveza artesanal de Argentina.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.