turistas hebe uhart

Turistas, de Hebe Uhart

| 0 Comentarios

Estos últimos días estuve leyendo Turistas, libro de relatos de Hebe Uhart. Fue publicado en 2008 por Adriana Hidalgo Editora, pero recientemente lanzaron la 3ra edición.

Recibí Turistas con gran expectativa, sobre todo luego de haber leído De la Patagonia a México (2015). Y me encontré con un libro distinto. Y digo distinto porque creía que también eran crónicas.

turistas hebe uhart

Pero a diferencia de De la Patagonia a México que eran crónicas, y la narradora la propia autora, en Turistas me encontré con relatos con diferentes narradores, con un auténtico libro de ficción.

Turistas incluye nueve relatos que, directa o indirectamente, abordan la temática del viaje o más bien del desplazamiento, excepto en dos de ellos: Reunión de consorcio y El centro cultural, que aún hacen que me pregunte cuál fue el criterio de inclusión en el libro.

El primero de los cuentos retrata una perfecta reunión de consorcio que, cualquiera que haya pasada por esta deprimente situación se sentirá identificado. El otro trata de las insólitas vicisitudes que debe atravesar un hombre que quiere gestionar un centro cultural en una zona suburbana.

Tal vez debería incluir en este grupo otros dos relatos: Revista literaria, que cuenta las peripecias, entusiasmo y frustraciones de un joven universitario que quiere crear una revista literaria; y Turismo urbano, que trata sobre la cotidianidad bohemia-trash de un grupo de personas encerradas en un círculo vicioso rutinario e intelectual automasturbatorio.

El resto de los relatos sí hablan de viajes, aunque no siempre de personajes en situación de vacaciones o descanso como ocurre en Bernardina. En este relato, el personaje –Bernardina- se traslada de Ibicuy (una localidad de Entre Ríos que es escenario de una crónica del libro De la Patagonia a México) a Asunción, en Paraguay y a Buenos Aires. Detrás del viaje de Bernardina, que viaja para visitar a su hermana y para conseguir trabajo, hay una dramática historia familiar.

El libro abre con Turistas y viajeros, un divertido relato sobre una familia de clase media típicamente argenta –papá, mamá, hijo adolescente- que viaja a Nápoles. La madre es puro entusiasmo y optimismo, quiere aventuras y conocer, quiere una experiencia auténtica, conectar con lo local, pero el resto de la familia no se lo pondrá fácil.

Stephan en Buenos Aires, es un relato que nos pasea por la ciudad a través de los ojos y las situaciones que vive un turista alemán que se encuentra recorriendo Sudamérica. Con Stephan no sólo paseamos por algunos lugares turísticos tradicionales de la capital argentina, sino que lo hacemos escuchando con la voz de su enrevesada pronunciación:

“Iba yo recorrer calle Florida, cuando vi pájaro gorrión. Pájaro gorrión casi universal y chilla en universal. Y las palomas allá arriba en cable de calle, muchas ellas, una de lado de otra, quietas como soldados.” Y así todo el relato, un enorme trabajo con el lenguaje que en ningún momento nos agobia.

Los otros dos relatos, La excursión larga y El departamento de la costa, también son muy divertidos.

El primero narra la jornada de una turista que participa de una típica excursión a la Cordillera de los Andes en Mendoza. El personaje –podría ser la autora- es bastante antisocial y bastante incapaz de relacionarse con sus compañeros. He participado en varias de estas excursiones, incluso en la misma excursión del relato, y las descripciones de diferentes situaciones que hace la autora son auténticamente desopilantes y patéticas.

En el otro relato, el personaje –otra vez podría ser la autora- recibe un departamento en San Bernardo como parte de pago de la venta de un bien familiar. Sin mucho entusiasmo, y fuera de temporada, decide instalarse unos días a ver qué le tocó en suerte y trata de conectar, sin mucha suerte, con los locales. Tal vez la costa no es el lugar de diversión que imaginaba.

A primera vista, Turistas me pareció es un libro raro o, al menos, ecléctico en cuanto a la elección de los relatos. Pero con el correr de la lectura, “lo turístico” va apareciendo en todas las historias, en algunos casos más evidente y, en otros, más solapados, y como lectores logramos completar el itinerario que nos propone la autora.

— — — — —

Nota: agradezco a Adriana Hidalgo editora (AH) el envío del libro para reseñarlo en el blog. “Turistas” (2008) -3ra Edición 2016- forma parte de la colección la lengua / cuento

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.