azur hotel

Azur Hotel Boutique de Córdoba

| 0 Comentarios

Reseña del Azur Hotel donde me alojé durante mi estadía en la ciudad de Córdoba.

azur hotel

Hace un par de semanas estuve en Córdoba. La idea del viaje era en plan relax-literario: descansar, leer (llevé varios libros) y trabajar en los textos de un futuro proyecto. Un gran error de mi parte intentar eso en una ciudad donde nunca había estado. Me la pasé yendo de un lugar a otro, caminando sin rumbo, visitando templos, museos, bares cerveceros y amigos.

Sumé otra buena experiencia de viaje, pero los libros regresaron intactos y ahora tengo un par de textos más para revisar. Y si, en parte, pude cumplir con el objetivo del relax fue todo por mérito del hotel.

Quería conocer el Azur Hotel porque me habían dicho era el mejor de Córdoba, pero como dije no conocía la ciudad ni, obviamente, sus hoteles. Y todavía no sé si es el mejor hotel, pero sí estoy seguro de que es muy difícil superarlo.

azur hotel

La fachada no dice mucho. El hotel ocupa una antigua casona de dos plantas de comienzos del siglo XX como las hay a montones en Buenos Aires. Las sorpresas comienzan apenas pasar la puerta.

Tiene dos entradas. Una accesible para todos y por ascensor y otra por escaleras.

azur hotel

Con lo primero que nos encontramos es con la recepción y el lobby, que recibe mucha luz de dos patios interiores. Tiene unos cómodos sillones y algunas mesas que continúan el pequeño bar de vinos, tragos y productos regionales que funciona a toda hora.

Este espacio es, además, una sala de arte donde se exhiben obras que van variando de forma regular.

Y hay un dispenser de agua naturalmente saborizada siempre a disposición de los huéspedes.

azur hotel

Al lobby dan dos habitaciones, en una de las cuales me hospedé. El hotel tiene cinco tipos de habitaciones: Standard, Clásica, Superior, Suite Deluxe, Departamento Deluxe.

Las habitaciones

azur hotel

Yo que quedé en una Clásica. No tenía vista exterior, pero sí a un bonito patio interno. Era amplia, con calefacción individual. Disponía de batas y pantuflas, bar (heladerita) y un placard muy amplio.

Pero sin duda lo mejor era la cama. La calidad del colchón y la ropa de cama me parecieron insuperables. Súper cómodo y confortable. ¡Lo que me costaba salir de entre esas sábanas!

azur hotel

Y así era el baño.

Detalles para destacar de la habitación

El wifi –sin cargo- funcionó perfectamente (y en todas las áreas del hotel).

Un escritorio de buen tamaño para trabajar.

La iluminación: las luces y lámparas permiten crear diferentes climas y ambientes.

Amenities: el shampoo y el acondicionador son de malbec.

Las otras habitaciones dan al patio interior más amplio y otras están en la planta alta, donde también está el gimnasio, la terraza con piscina, el desayunador y su famoso restaurante República.

El desayuno

Al desayunador se puede llegar por escaleras exteriores o por ascensor. Es muy amplio y luminoso, tiene de todo y muchas cosas son caseras.

azur hotel

Hay varios tipos de panes, galletitas, diferentes tés en hebras, dulces, mermeladas, yogures, jugos naturales, leche, frutas, cereales. En cuanto a las comidas calientes, había huevos revueltos y carne/relleno de chorizos con salsa de tomates (esto va variando).

El café es de una máquina Nescafé Milano donde se puede elegir: espresso, café con leche, americano o chocolate.

azur hotel

El desayunador es el territorio de Laura, ella es la que se encarga de las exquisiteces caseras como los panes y las increíbles medialunas.

Y también hace los dulces caseros. En este ámbito le gusta experimentar. Un día nos ofreció las mermeladas más exóticas que he probado: banana y coco y naranja y cebolla. Antes de que piensen cualquier cosa les digo que son increíblemente ricas y que además nos compartió la receta ;)

Genia total Laura (sin contar que me traía el agua para el mate en el punto justo).

Y no quiero dejar pasar este detalle: que el Azur Hotel ofrece mate en el desayuno.

azur hotel

Para los que como yo desayunamos con mate esto es algo que hace la diferencia. Inmediatamente nos predispone de la mejor manera para con el hotel. No me explico por qué todos los hoteles de Argentina no ofrecen mate. Esto lo vi solo en este otro hotel.

La terraza

La terraza es hermosa, un lugar muy agradable y visualmente relajante por la ambientación. Aquí está la pileta y hay sillones con mesitas, reposeras y esos híbridos de cama y sillón y con cortinas que no se cómo se llaman. En verano debe ser todo un privilegio contar con este espacio en pleno centro de la ciudad.

El spa

Otro privilegio, pero que se puede disfrutar durante las cuatro estaciones, es el spa. Para llegar a él hay que atravesar el patio y descender por escaleras.

Es pequeño y acogedor. Tiene una sala de relax con música calma, sala de masajes, baño con ducha y sauna seco y sauna húmedo (con ducha escocesa). También podemos servirnos algunas infusiones.

Para usarlo hay que sacar turno, porque el uso es exclusivo, es decir, es para vos solo. Mientras vos o una pareja lo está usando no puede ingresar nadie más. Y podés quedarte todo el tiempo que quieras.

Azur Hotel: algunos datos prácticos

El hotel está ubicado en San Jerónimo 243 a una cuadra y media de Plaza San Martín, la plaza principal de la ciudad.

Antes de reservar, recomiendo que mires esta página donde siempre están variando las promociones. Y también esta otra donde están los distintos tratamientos y promociones para el spa.

Del aeropuerto de Córdoba al hotel un taxi tarde 20 minutos y cuesta $250 (ARS). De la ciudad al aeropuerto es más barato ($200 ARS aprox.)

Volé con Latam.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.