sheraton rio de janeiro

Sheraton Grand Río Hotel & Resort

| 0 Comentarios

Cuando busques una estadía de lujo, confort, relax y cosas ricas en Río de Janeiro acordate del Sheraton Grand Río Hotel & Resort

sheraton rio de janeiro

Lo primero que voy a decir de Río de Janeiro es que me quedé con ganas de más. Fue una escapada intensa, pero no suficiente, porque la ciudad te tira señales todo el tiempo de que hay muchas más cosas para hacer y descubrir.

Por supuesto, no me estoy quejando. Cómo podría hacerlo si uno de los objetivos del viaje fue conocer el espectacular Sheraton Grand Río Hotel & Resort.

Este Sheraton es un hotel emblemático para la ciudad porque fue el primer hotel de cadena que desembarcó en Río de Janeiro. Desde la mitad de la década de 1970 se lo puede ver sobre la Prainha do Vidigal, al pie de un cerro, frente al océano Atlántico.

sheraton rio de janeiro

Tiene 538 habitaciones, todas con vista panorámica de las playas de Leblon e Ipanema. Recientemente fue remodelado por completo y a su nombre se agregó el atributo “Grand”.

El Sheraton Grand Río Hotel & Resort está en el 121 de la Avenida Niemeyer, en la zona sur de Río de Janeiro, pegado a Leblon.

El lobby

Al lobby, que está a la altura de la avenida, se ingresa por el piso 6. Es muy amplio y luminoso. Además del mostrador de recepción, el lobby tiene varios espacios con sillones, un área para ver TV y espacio de trabajo con una mesa y varias computadoras. Y también hay un bar con barra larga, diferentes tipos de mesas y ambientes.

La habitación

La habitación donde me quedé es categoría Deluxe. Súper cómoda, amplia, alfombrada, tiene un escritorio de buen tamaño y un sillón con mesa pequeña y  vista al barrio del morro de Vidigal (y como ya dije, como todas las habitaciones, tiene una vista increíble de las playas de Leblon e Ipanema).

Hacia el lado de las playas también tenemos la salida del sol, por lo que estaremos de suerte si nos gusta ver amaneceres.

sheraton rio de janeiro

Ah, y también se ve, a lo lejos, el Cristo Redentor

sheraton rio de janeiro

Al ingresar a la habitación nos espera una bienvenida deliciosa, apenas un adelanto de lo que iremos descubriendo de la gastronomía del hotel.

sheraton rio de janeiro

Los amenities son muy completos. Disponemos de plancha y tabla de planchar, pantuflas, batas y cafetera. El kit de baño incluye hasta maquina y crema de afeitar, y todos los días nos dejan dos botellas de agua de cortesía.

Y la cama, bueno, ya lo ven, es del tipo “dormir en las nubes”…

sheraton rio de janeiro

El desayuno

Disponemos de dos alternativas para desayunar. El restaurante Bene (cocina italiana) y el restaurante L’etoile. Yo elegí éste último para desayunar, básicamente porque está en el piso 26 y quería empezar el día con esas vistas espectaculares de la ciudad que son imposible de dejar de mirar. Pero sobre todo por la variedad y calidad de los productos del desayuno. Además, tiene mesas grandes, para dos o grupales.

Podemos optar entre un café que te sirve el mozo o prepararnos alguna de las variedades de Café Nespresso. O tés, que también disponemos de una gran selección.

Hay dulces caseros, frutas (enteras y cortadas), frutos secos, cereales, fiambres y quesos, jugos y yogures, mermeladas caseras, nutella

Todo lo que es panificado (diferentes tipos de panes, scones y facturas) sale recién hecho, calentito, porque lo elaboran ahí mismo. Y también disponemos de una carta con varios platos calientes.

Restaurante L’etoile

El L’etoile es uno de los restaurantes más famosos de Río de Janeiro. Se especializa en cocina francesa y su menú es diseñado por el chef Jean Paul Bondoux. El ambiente es íntimo y exclusivo y la atención muy dedicada y formal.

sheraton rio de janeiro

La noche que llegamos nos habían preparado una cena especial, obra culinaria de Felix Sanchez, el chef a cargo del restaurante. Empezamos con Tartar de camarón, muselina de avocado, vegetales y crocante de mandioca, y pescado a la Marinera con pastis de Marseille; el plato principal fue duo de cordero con gnocchi de queso de cabra y jus de tomillo; terminamos con un pre postre refrescante de mango y de postre tuvimos feuillantine crocante de frutos tropicales y sorbete de mango.

Todo esto fue acompañado con vino chileno y francés: un Sauvignon Blanc 2015 de Leyda y un Purple Malbec 2014 de Château Lagrézette.

Cada plato que disfrutamos había sido preparado con productos orgánicos locales y de los alrededores de la ciudad, con técnicas especiales que habían llevado muchas horas de elaboración.

Shine SPA

El Shine es uno de los spa más originales que vi. Es una dimensión aparte dentro del hotel. Tiene ámbitos separados para hombres y mujeres, como las salas de masajes y tratamientos y espacios comunes.

sheraton rio de janeiro

La recepción es un reluciente lobby de pisos geométricos. Ahí nos anotamos y elegimos los tratamientos o masajes que queramos hacernos y pasamos a los vestidores, enormes y muy cómodos, equipados con gabinetes para guardar la ropa y duchas; es esos gabinetes encontramos bata, pantuflas, toallones, shampoo, acondicionador y gel para el cuerpo.

Yo elegí masajes relajantes, y al entrar a la sala tuve un impacto sensorial porque estaba aromatizada y con música suave. Y las camillas de masajes se encuentran frente a enormes ventanales que te brindan las habituales vistas espectaculares a las que no te terminás de acostumbrar.

sheraton rio de janeiro

La sesión empieza con un baño de pies en un cuenco con sales y luego empiezan los masajes. Yo me quedé dormido, porque además del aroma y la música tenue de la sala, mientras estás acostado en la camilla se escuchan las olas del océano Atlántico que rompen suavemente contra la playa del hotel que está justo debajo de los ventanales del spa.

sheraton rio de janeiro

Una vez que termina el tratamiento o los masajes podemos pasar a una sala de relax donde también tenemos el sauna. La otra opción es ir a una especie de living o lounge, compartido por hombres y mujeres, con cómodos sillones y donde podemos servirnos agua, tés, café y comer algunas cosas dulces.

En el mismo piso del spa tenemos también el gimnasio y el salón de belleza para mujeres.

Piscinas y exterior

El hotel tiene tres piscinas, una de ellas exclusiva para niños. La piscina principal está sobre la playa, unos metros elevada y rodeada de palmeras. En torno a la piscina tenemos áreas de reposeras y sillones cortinados que miran hacia el mar. Y desde las piscinas también podemos acceder a la playa del hotel.

sheraton rio de janeiro

En esta zona exterior también están las canchas de tenis y un espacio con un pequeño quincho para masajes al aire libre junto al mar.

Dry Martini by Javier de las Muelas

El El Sheraton Grand Río Hotel & Resort es el único hotel de Latinoamérica que tiene un bar Dry Martini, marca de Javier de las Muelas, un referente de la coctelería mundial.

sheraton rio de janeiro

Una de las noches fuimos a conocerlo y probamos varios cócteles y por supuesto el famoso Dry Martini. En realidad, los cócteles los probaron mis compañeros, yo tomé una cerveza.

Más información sobre el hotel en el sitio web de Starwood

Nota: todas las fotos fueron tomadas con un Moto X Play de Motorola (excepto la primera de la piscina y la del Cristo Redentor).

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.