de aqui para alla hebe uhart

De aquí para allá, de Hebe Uhart

| 0 Comentarios

De aquí para allá, el nuevo libro de Hebe Uhart, recopila crónicas sobre comunidades indígenas que la autora visitó en distintas ciudades de América Latina.

de aqui para alla hebe uhart

Las diez crónicas que conforman De aquí para allá indagan la existencia de comunidades indígenas de América Latina. En todas las crónicas, el foco está puesto en la actualidad de las comunidades y en su hibridación y adaptación (o padecimiento) de los contextos sociales y culturales en los que se desarrollan o sobreviven.

Los textos, con el habitual estilo llano, claro y directo de la autora, nos llevan a los lugares más disímiles del continente y nos enfrentan con personas en distintas situaciones cotidianas.

Hay, también, referencias históricas y etnográficas que se nos presentan no de una manera académica sino filtrada en la voz de algunos de los personajes con los que interactúa la Uhart.

Los relatos nos llevan desde el Río Negro, en Argentina, con las ciudades de Viedma y Carmen de Patagones hasta Ecuador, pasando en el medio por La Paz en Bolivia y Tucumán en nuestro país.

De aquí para allá no es un libro turístico. La autora no anda de paseo para descubrir nuevos atractivos, aunque por momentos pareciera que está haciendo turismo etnográfico.

En cada lugar que va visita o intenta visitar una escuela y pone atención a los carteles. Carteles que ve en la calle, carteles pegados en diferentes lugares, nombres de tiendas.

Es muy interesante la crónica de Otavalo, en Ecuador, adonde la autora regresa luego de ocho años y se sorprende por el crecimiento de la ciudad: “Cantidad de negocios de venta de celulares y objetos de computación, varios comercios muy bien puestos que venden electrodomésticos, oficinas de diversas aerolíneas, todas las calles centrales con semáforos, varios hoteles buenos, todo para un pueblo que apenas llega a los 40000 habitantes.”

Los otavalos habitan en esa región desde unos mil años antes de la llegada de los incas, y aún hoy son la etnia dominante por sobre la población mestiza.

Dice la autora: “Me alojo en el hotel “Indio Inn”, sus propietarios son indígenas y tienen otra sucursal, muy bien atendido, con buen restaurante, está puesto y decorado con elegancia, los dueños son indígenas y los empleados, mestizos. No tienen ningún problema en ponerle el nombre “Indio” porque ya no es despectivo, es triunfante.”

Hay otros temas que aborda Uhart que son más sensibles y recurrente en sus crónicas. Como la influencia de la iglesia católica (en Tucumán, le llama la atención que en una escuela de Amaicha del Valle los alumnos están obligados, antes de entrar a clases, a rezar un Ave María y luego agradecer a Dios el desayuno), la discriminación por parte de la clase política, la apropiación de los montes y la selva.

Y a propósito de este último tema, destaco una crónica de Perú donde visita la comunidad shipiba de Cantagallo, un barrio de Lima.

Allí habla con un pintor que nació en la selva y que vive y trabaja en Cantagallo, lo que nosotros llamaríamos una villa miseria o favela. La obra de este pintor refleja sus vivencias y recuerdos, donde se mezclan los mitos, creencias y costumbres.

También hablan de política. Dicen que en la selva las comunidades indígenas están organizadas y “si bien ya hay alcaldes surgidos de las etnias, los mestizos y blancos se adjudican los puestos más importantes”.

Los que siguen y gustan de las crónicas de la autora, reafirmarán su gusto con este libro. Y aquellos que lean a la autora por primera vez, encontrarán en De aquí para allá una buena dosis de la Uhart más pura para decidir si continúan o no con su adicción de lectura.

—–

De aquí para allá, de Hebe Uhart (2016), publicado por Adriana Hidalgo editora en su colección la lengua /crónica

¿Te interesa saber más sobre libros de Hebe Uhart? Mira las reseñas de “Turistas” y “De la Patagonia a México” que ya aparecieron en el blog.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.