el peregrino baker

El peregrino, de J. A. Baker

| 0 Comentarios

El peregrino es el diario de un observador de aves que durante diez años siguió la vida de estos halcones. Un testimonio poético y conmovedor. Publicó Editorial Sigilo.

el peregrino baker

El peregrino, del inglés John Alec Baker es un libro único y singular por varias razones: por la temática que aborda, por la calidad narrativa y porque es la primera traducción al español de esta obra que fue realizada por la editorial argentina Sigilo.

No es estrictamente un libro de viajes, pero de alguna manera creo que sí lo es. Baker fue un hombre de múltiples ocupaciones –no vinculado a la literatura ni la ciencia- que vivió en Chelmsford, en Essex, un condado del sureste de Inglaterra.

Cuando tenía alrededor de 40 años se inició en la observación de aves. Lo hizo especialmente atraído por el halcón peregrino, que vive en la zona de los estuarios cuando migra desde el norte de Europa y que, hacia la década de 1960, estaba siendo exterminado por el uso de agrotóxicos en los cultivos rurales.

El peregrino es un libro singular, además, porque no es un texto científico, ni un ensayo, ni novela, ni catálogo de aves, sino que es un diario.

Durante diez años, Baker recorrió la zona costera de Essex, una geografía formada por estuarios y marismas, cruzada por ríos o arroyos, un paisaje de bosques granjas con huertas, casas con chimeneas y campos de cultivo y engorde de ganado.

Durante diez años recorrió esa zona en bicicleta en largas jornadas de caminata desde el amanecer hasta la caída de la noche para observar al halcón peregrino. El libro condensa esa década en el período de migración de que coincide entre los meses de octubre y abril.

La escritura de Baker es descriptiva y poética, es una narración vívida aunque subyace cierta tristeza. A cada página que damos vuelta vuelan bandadas de aves (avefrias, estorninos, grajas, gaviotas, perdices, cernícalos, cuervos, palomas, mirlos, chorlitos, zorzales, faisanes, alondras, gorriones, archibebe) y un matiz diferente va  iluminando la historia.

Baker persigue al halcón peregrino por campos arados, bordea bosques, sube colinas, camina a orillas del río, lo espera horas bajo el sol, entre la niebla y el frío o bajo la lluvia. Nos habla de los hábitos territoriales, de su migración, de cómo se bañan, pero sobre todo habla de los rituales de caza y supervivencia en un entorno cada vez más contaminado.

Así lo explica Baker: “Seguí al peregrino por diez años. Me había poseído. Para mí era el grial. Ahora ya está. La larga persecución se acabó. Quedan pocos peregrinos, habrá cada vez menos y quizá no sobrevivan. Muchos mueren de espaldas, insanamente aferrados al cielo en las últimas convulsiones, mustios y consumidos por el polen sucio, insidioso de los pesticidas. Antes de que sea tarde, he procurado recapturar la belleza extraordinaria de esa ave y transmitir la belleza de la tierra en donde vivía”.

El peregrino es un libro para leer despacio y disfrutar de su escritura, unas pocas páginas cada tanto, o tal vez para ojearlo abriéndolo al azar.

Si existiera en la literatura un movimiento slow de lectores, este libro estaría entre sus favoritos.

Sobre El peregrino de Baker

El peregrino (1967) de J.A. Baker, publicado por primera vez en español en noviembre de 2016 por Editorial Sigilo.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.