cabalgata en san javier la matilde

Actividades para hacer en Posada La Matilde

| 0 Comentarios

Clases de cocina, cabalgatas, arquería, yoga y meditación, caminatas, degustaciones y más es todo lo que podés hacer en Posada La Matilde de San Javier, Valle de Traslasierra, Córdoba

posada la matilde

Completo con esta entrada mi visita a Posada La Matilde. En el primer post sobre la posada de San Javier, en la provincia de Córdoba, describí y comenté el alojamiento: el lugar en general, habitaciones, gastronomía.

Ahora voy a describir brevemente la propuesta de actividades destinadas al huésped que hay en torno a La Matilde. Empiezo por las actividades en las que participé:

Clases de cocina

Lo primero que hice fue participar de las clases de cocina. Hice un pan de campo tradicional. El resto del grupo que me acompañaba amasó otras variedades agregando a sus panes distintos productos como especias o semillas.

clases de cocina la matilde

La clase, como es de esperar, tiene lugar en la cocina de la posada y, además del cocinero principal, los ayudantes de cocina participan asistiendo a los huéspedes.

La verdad es que la clase es muy divertida. Están pensadas para que los huéspedes se familiaricen con los productos orgánicos, las recetas y algunos platos regionales.

La propuesta de las clases no es tan estructurada y en parte depende -como la carta del restaurante DeAdobe- de los productos de estación de la huerta. Es decir, si como huéspedes estamos interesados en trabajar algún producto o plato en particular, se puede charlar sin problemas.

También, estas clases, están pensadas para entretenimiento de los niños que, según me contaban, se divierten mucho cocinando.

Los panes que hicimos fueron cocinados en un horno de barro a leña y quedaron espectaculares. Todos quedaron riquísimos pero, objetivamente hablando, el mío fue el más rico ;)

clases de cocina la matilde

Cabalgatas

Para conocer los alrededores de la posada y el entorno natural del Valle de Traslasierra, La Matilde realiza paseos con caballos. La Finca tiene una cabaña de cría de caballos criollos. Algunos de ellos son los que se usan para las cabalgatas y otros para la escuela de equitación, que también es parte del complejo La Matilde.

cabalgata en san javier la matilde

De acuerdo con las ganas y la experiencia del huésped la posada organiza recorridos de diferentes distancias y complejidad. Sin embargo, ningún paseo es “extremo” y están diseñados para que los pueda disfrutar cualquiera.

Por cuestiones de tiempo, el que recorrido que yo hice fue bastante corto, poco más de una hora. Por supuesto, si hubiera sido por mí, hubiera seguido varias horas más. Andar a caballo es algo que me encanta y cada vez que está a mí alcance no me pierdo la oportunidad de hacerlo.

cabalgata en san javier la matilde

El recorrido que hice abarcó un paseo por los viñedos, los cultivos de frutales y la mayor parte por el bosque nativo en el que está inmersa la posada.

El paseo se hace con Marcelo, el guía de estas actividades y el encargado de la cabaña de caballos. Marcelo es quien, además, se encarga del amansamiento de los animales. Todos los días, tanto por la mañana como por la tarde, lo podés ver trabajando pacientemente con cada caballo.

cabalgata en san javier la matilde

Marcelo los amansa con técnicas no violentas, es decir, no los animales no son enseñados con golpes, sino con procedimientos que implican repetir ejercicios una y otra vez.

Caminatas

Como huéspedes, podemos salir a recorrer los alrededores de la posada por nuestra cuenta. Hay varios senderos que salen y llegan a la posada. Andando por ellos podemos conocer gran parte de la cantidad de especies que conforman el sotobosque del Valle de Traslasierra: algarrobos, manzanos, garabatos, espinillos, breas, jarillas, pejes y otras plantas, flores y arbustos que impregnan el aire puro de las sierras de diversos colores y aromas.

posada la matilde caminata

Estos senderos no se alejan mucho de la posada y no tienen ninguna dificultad para transitarlos. Son para caminarlos tranquilamente, escuchando los pájaros, deteniéndote para mirar una flor.

Uno de los senderos lleva hasta la imagen de una virgen. El lugar donde se encuentra parece una capilla vegetal, donde la cúpula está formada por la copa de los algarrobos. Hay unos bancos de piedra para sentarse y estar un momento a solas.

posada la matilde caminata

Si no te interesa la cuestión religiosa, podés recorrer los senderos y encontrar un lugar para quedarte un rato a tomar mates o leer o simplemente descansar. También, si es de tu interés, vas a poder fotografiar algunas aves.

Como dije, podés salir a recorrer estos senderos por tu cuenta. Pero si te interesa aprender un poco más acerca del medioambiente del valle, hay salidas que podés hacer con Mónica, la guía y paisajista que diseñó los senderos y el parque de La Matilde.

Mónica tiene verdadera pasión por las plantas y fue un gusto poder hacer la caminata con ella. Es increíble la cantidad de detalles que podés llegar a descubrir, como pequeñas flores ocultas entre las hierbas, curiosidades de las plantas, sus usos medicinales. Luego del paseo vas a mirar alrededor con otros ojos.

Actividades en la huerta y los viñedos

La visita a la huerta es todo un ritual de iniciación a la agricultura biodinámica (podés leer más sobre  biodinámica en el post anterior). El recorrido lo hacés con Fabián, el ingeniero agrónomo que está al frente de la huerta y los otros cultivos.

huerta biodinamica la matilde

Paseando entre maíces, zapallos, mostazas, aromáticas, lechugas y tomates, Fabián te va dibujando un panorama donde la tierra, su suelo, funciona como un organismo vivo (similar a un cuerpo humano en su funcionamiento) donde cada vegetal que se cultiva cumple un rol en la gestión de las energías que lo mantienen produciendo de manera sana y viva. Por supuesto, en esta visión productiva de la agricultura influyen también los animales, los astros y el propio ser humano.

huerta biodinamica la matilde

Lo mismo que ocurre luego de las caminatas, cuando terminás la visita a la huerta mirás todo de otra manera. Es muy interesante la propuesta de agricultura biodinámica, sobre todo porque esta visión o filosofía se extiende a todas las actividades de La Matilde.

Además de que, como huésped, podés hacer estos recorridos por la huerta, también podés hacerlos de manera gratuita y sin estar alojado, porque La Matilde ofrece charlas visitas y charlas abiertas a toda la comunidad (averiguar días y horarios por Facebook y el sitio web de la posada).

huerta biodinamica la matilde

La Matilde, además, produce su propio vino: Sierra Roja. Recién se están iniciando en esta actividad y por supuesto, también se elabora en base a cultivos y procesos biodinámicos. Esto quiere decir que Sierra Roja es un vino natural que no pasa por barrica, sino pasa directamente de unos “huevos” de hormigón donde fermenta directamente a la botella. Es un vino sin agregados de levaduras ni filtrado.

Por ahora, Sierra Roja se hace en partidas limitadas y puede conseguirse solo en La Pulpería (ver más abajo en este post).

Finalmente, esta breve iniciación a la agricultura biodinámica con los recorridos por la huerta y los viñedos, suele incluir, si se dan las condiciones y el huésped lo quiere, recolección de verduras y hortalizas que luego se utilizarán en la elaboración del menú del día o en las clases de cocina.

Y si es tiempo de cosecha de la vid, el huésped podrá participar en esas actividades o en clases de podas o en otros menesteres que tengan que ver con los procesos de elaboración del vino.

Otras actividades:

Posada La Matilde ofrece, además de todo lo descripto hasta acá, otra serie de actividades que, por razones de tiempo, no llegué a hacer.

La Matilde tiene unos quesos de cabra riquísimos que elabora en su propio tambo. Durante la cabalgata visitamos los corrales de las cabras, pero en ese momento no estaban elaborando quesos así que no pudimos ver. Pero siendo huéspedes, se pueden realizar visitas a la fábrica para ver cómo es el proceso.

Ya había mencionado las clases de equitación, pero estas están orientadas por obvias razones a las personas de la comunidad de San Javier y las localidades cercanas.

Clases de arquería. Esto hubiera estado bueno hacerlo, pero no pude. Tal vez la próxima visita.

Lo mismo pasó con las clases de yoga y meditación. Con estas actividades se pueden hacer programas u organizar clases especiales. Lo bueno de La Matilde es que es muy flexible con sus actividades para adaptarlas a las necesidades o tiempos de sus huéspedes.

Turismo Astronómico: esta no es una actividad regular, pero por las condiciones de visibilidad de la zona, grupos de aficionados suelen elegir San Javier y hospedarse en la posada para ver eclipses, algunos fenómenos que se dan regularmente, o simplemente realizar observaciones comunes.

Bonus Track: La Pulpería

La Pulpería es un local que está ubicado a la entrada de la Finca La Matilde, a unos pocos pasos de la ruta. Aquí vas a conseguir todo lo que se elabora y cultiva en la finca. Desde abonos y compost, aromáticas, plantines y todo tipo de hortalizas y verduras, hasta los vinos y quesos.

la pulperia la matilde

El lugar es muy lindo y se puede ir a hacer degustaciones de los productos. Además, venden otros productos de productores de la zona, todos elaborados con procesos orgánicos y ecológicos. Vas a encontrar aceite de oliva, un dulce de leche espectacular que también se hace en la finca, yerba mate, otros vinos, diferentes dulces, aceitunas. También, hay otros productos como jabones, cremas y shampoos ecológicos.

Podés contactar a la posada y realizar consultas sobre el hospedaje y las actividades a través de su página de Facebook o su sitio web.

Posada La Matilde es miembro de Destino Argentina.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.