bariloche a la carta

Sobredosis de gastronomía en Bariloche

| 0 Comentarios

Fui a Bariloche a la Carta, el festival gastronómico de la villa turística de la Patagonia y te cuento todo lo que se puede comer y, además, todo lo que se puede comer :)

bariloche a la carta

Como habrán visto en mi cuenta de Twitter los que me siguen en esa red social,  el fin de semana largo del 12 de octubre estuve en Bariloche para conocer el festival Bariloche a la Carta.

Fueron cuatro días de probar puras exquisiteces y también de dejar de probar muchas exquisiteces porque no se puede comer todo, aunque algunos lo intentaron (y así les fue jaja).

bariloche a la carta

Si sos de los que les gusta viajar para explorar la gastronomía local, este festival es una inmejorable excusa. Eso sí, hay que tomárselo con calma y con tiempo, porque las ofertas y la variedad de propuestas son muchas. Y, además, hay que pasear, que fue lo que también hice.

Imagínense los días en este plan: comer rico y pasear, es casi la felicidad en estado puro. Y más si te tocan los días espectaculares que me tocaron a mí.

bariloche a la carta

Bariloche a la Carta es un festival relativamente nuevo (recién va por su cuarta edición) pero se va consolidando a gran velocidad. Según me comentaron los organizadores, con cada edición se acerca más público, y no solo de la villa. Esta última edición, la cifra oficial registró más de 40000 asistentes.

bariloche a la carta

El formato del festival es sencillo pero, a diferencia de otros festivales que se centran en el consumo de la feria, en Bariloche a la Carta, el foco también está puesto en los restaurantes.

bariloche a la carta

El festival dura 8 días, en los cuales se realizan algunas actividades satélite, como charlas, talleres de cocina, degustaciones y clases magistrales de chefs locales e invitados. Y, en este caso, los días viernes, sábado y domingo, hubo una feria que se montó en el Centro Cívico de la ciudad.

La feria me sorprendió por la producción y calidad de la presentación de los puestos. Muy vistosos y variados: cervezas, comida al paso, chocolates, indumentaria, café, quesos, vinos y muchas cosas más, además de un espacio especial con puestos de producciones de Río Negro.

Por supuesto, la cerveza artesanal ocupó mucho espacio, con varios puestos en la feria cerrada y en el patio cervecero que había en la explanada del Centro Cívico.

bariloche a la carta

Pero como decía, el fuerte de Bariloche a la Carta está puesto en acercar los restaurantes al público. Porque además de ir a pasear y probar cosas en la feria y participar de las diferentes actividades, la idea del festival en comer en los restaurantes.

Y no solo comer, sino hacerlo con precios más accesibles que de costumbre con la idea de que tal vez aquellos que nunca salgan a comer lo hagan durante los días de feria. Para promover y motivar al público a acercarse a los establecimientos gastronómicos de la ciudad, los organizadores implementaron una serie de beneficios.

Por ejemplo, desde el sitio web del festival se podía descargar una tarjeta que, el solo hecho de poseerla, otorgaba un 20% de descuento en cualquiera de los casi 100 restaurantes participantes del evento (la tarjeta también se conseguía en formato físico en diferentes puntos de la ciudad).

Además, pagando con tarjetas de crédito del Banco Patagonia se podía sumar otro 10% de descuento en los establecimientos adheridos. Otro beneficio pagando con tarjetas de dicho banco estaba enfocado en el alojamiento, donde se podían obtener 4 noches pagando solo tres en diferentes hoteles. Yo me alojé en el NH Edelweiss:

bariloche a la carta

Y además de ir a a ver la feria, visité dos de los restaurantes del circuito gastronómico del festival: un cóctel en el Casco Art Hotel y una cena en Hotel Llao Llao. Nunca había estado en el Llao Llao y la experiencia fue muy buena aunque no probamos el menú que participaba del festival.

bariloche a la carta

La noche que fui, Federico Dominguez Fontán, chef ejecutivo del hotel junto con su equipo, prepararon un menú de cinco pasos exclusivo para la prensa (cada uno con un vino diferente) y lo hicieron todo a la vista. Un despliegue tremendo, fue increíble ver trabajar a todo el grupo de cocineros minuciosamente en cada plato.

bariloche a la carta

El menú que disfrutamos esa noche fue:

bariloche a la carta

Y así se veía parte de eso:

Y además, entre más de 320 platos disponibles en el circuito de restaurantes, el Llao Llao ganó el premio al “Plato de Oro” que fue votado por el público a través de la web y la app del festival. El menú ganador fue ojo de bife, tocino y cenizas de vegetales, flan y perlitas de hongos, encurtidos con azafrán:

El festival Bariloche a la Carta es organizado por la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de la ciudad.

Crédito foto plato ganador: Bariloche a la Carta

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.