casa de aliaga

Casa de Aliaga en Lima

| 3 Comentarios

La Casa de Aliaga es una mansión limeña que nació junto con la ciudad hace casi 500 años. Perteneció a unos de los capitanes del conquistador español Francisco Pizarro y en la actualidad, y desde 1535, sigue siendo habitada por la misma familia.

casa de aliaga

Un recorrido por el área fundacional de la Ciudad de los Reyes no está completo sin una visita a la Casa de Aliaga. Además de su valor histórico, arquitectónico y simbólico, un recorrido por esta mansión nos permite atisbar con la imaginación en la intimidad de las familias de la élite limeñas.

Cuando Fracisco Pizarro fundó Lima en 1535 y repartió parcelas de tierra a sus allegados, el Capitán Jerónimo de Aliaga y Ramírez recibió el solar contiguo a la casa del conquistador (actual Palacio de Gobierno de Perú o antigua Casa Pizarro, como también suele llamarse al edificio que está enfrente de histórica Plaza Mayor).

A lo largo de sus 480 años, la Casa de Aliaga fue objeto de reconstrucciones y modas arquitectónicas, algo que puede apreciarse en los materiales que la componen, sus muebles y ambientaciones: en conjunto, la mansión es una amalgama de estilos que abarca desde el siglo XVI hasta el siglo XIX y que se oculta detrás de un robusto portón de madera en el 224 del Jirón de la Unión.

casa de aliaga

El interior de la mansión

Debido a que la familia Aliaga aún vive en la mansión, los visitantes solo pueden acceder a algunas dependencias.

Apenas entrar, la primera impresión es deslumbrante. Hay mucho para ver y asombrarse: los muebles, las colecciones de objetos, las escaleras, las lámparas, el patio. Todo lo que es madera está trabajado obsesivamente en los detalles.

casa de aliaga

casa de aliaga

De las paredes cuelgan pinturas, en las vitrinas se exhiben piezas de vajilla, documentos genealógicos y de la época de la Independencia. Lámparas de todo tipo se combinan con la luz del sol generando una extraña atmósfera en las habitaciones.

Me llamaron la atención el pequeño patio, los azulejos del piso (del siglo XVII) y la espada de Jerónimo de Aliaga y Ramírez (¿cuántos cuerpos habrá atravesado ese acero en Cajamarca?). En la casa también hay una capilla que tiene la particularidad de que allí puede celebrarse la misa.

casa de aliaga

casa de aliaga

casa de aliaga

Servicios

Además de funcionar como espacio para realizar eventos, la Casa de Aliaga ofrece la posibilidad de ir a comer y degustar los platos que prepara Jerónimo de Aliaga, el chef de la familia. Este servicio está disponible solo los días jueves.

casa de aliaga

 

Datos de interés:

La Casa de Aliaga está abierta todos los días de 9:00 a 17:00 horas. Hay que visitarla con reserva y sí o sí en compañía de guías turísticos. Si van de manera independiente (sin tour contratado de agencias) pueden escribir a reservas@casadealiaga.com y ellos les sugieren cómo contratar guías habilitados para que los acompañen. Yo lo hice con la empresa Lima Tours

Más información en el sitio web de la Casa de Aliaga

casa de aliaga

casa de aliaga

Otras cosas para ver y hacer en Lima

El centro histórico es ideal para recorrerlo caminando porque la mayoría de los lugares de interés turísticos están más o menos cerca y, además, es la única manera de apreciar la arquitectura colonial de la Ciudad de los Reyes. Algunas sugerencias sobre las que ya escribí en el blog son: ver el cambio de Guardia en el Palacio de Gobierno; visitar el Museo de la Inquisición; ir a comer algo al histórico Bar Cordano y, sobre todo si andan con niños, disfrutar del espectáculo del Circuito Mágico del Agua.

3 Comentarios

  1. Pingback: Peru: A Tour Around Casa de Aliaga · Global Voices

  2. imponente,majestoso e divinamente conservado para ser admirado pelos descendentes de todas as gerações e marcado pelo refinamento um quadro maravilhoso onde o ser humano sente-se um verdadeiro infinito.

  3. Que orgullo y admiracion despierta en los descendientes de Jeronimo de Aliaga, como han conservado en tan buen estado el solar. De una descendiente de Jeronimo en Argentina, mis mas respetusos saludos.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.