mercado surquillo lima

Mercado de Surquillo de Lima

| 7 Comentarios

Pescados y mariscos, hierbas para infusiones y especias, aves y cerdos, frutas de la selva. Mucho más que esto -y hasta un santo negro- encontramos en una visita al Mercado de Surquillo.

mercado surquillo lima

Frutos y productos del mar, la selva y las montañas proveen al mercado

Si cocinar fuera una de las cosas que más disfrutaría hacer en la vida, no dudaría en instalarme en el barrio limeño de Miraflores para tener a mano el Mercado de Surquillo. Cada día, llegaría caminando hasta allí para sumergirme en su universo de aromas y colores, y luego de una larga y tranquila recorrida, husmeando entre los puestos de granos y especias, o de pescados y mariscos, regresaría a cocinar cargado de productos frescos provenientes de las sierras, el mar y la selva. Intentaría preparar algunos platos peruanos, probaría frutas exóticas del Amazonas. Si cocinar fuera una de las cosas que más amaría hacer en la vida, no dudaría en hacerlo. Pero no es mi caso, aunque cada tanto suelo disfrutar de la buena gastronomía.

mercado surquillo lima

Sorprende la gran variedad de maíz, papas y hongos que podemos ver en el mercado

mercado surquillo lima

Típicas salsas ya preparadas. Un clásico del mercado.

El Mercado de Surquillo era un mercado como cualquiera de los tantos que hay en Lima, hasta que un día pasó por allí un famoso chef y las personas que antes no lo tenían en cuenta comenzaron a visitarlo para realizar sus compras domésticas.

En seguida la noticia corrió y llegó a los turistas, que cada vez lo tienen más en cuenta en las listas de cosas para visitar en Lima. Y no solo lo visitan los que gustan de cocinar. Poco a poco, el Mercado de Surquillo va ganándose un lugar entre los atractivos de la capital de Perú.

mercado surquillo lima

mercado surquillo lima

Visitar un mercado en cualquier ciudad del mundo siempre genera expectativas. Es como un paseo de descubrimiento. Caminamos atentos a que algo nos sorprenda.

Y una de las cosas que nos sorprendieron en el Mercado de Surquillo fueron las frutas. Vemos frutas y hortalizas con formas que jamás habíamos visto.

Las fotografiamos y preguntamos sus nombres. Probamos todas las que podemos y descubrimos sabores nuevos.

mercado surquillo lima

Cocona, una fruta de la familia de los tomates

mercado surquillo lima

Aguaimanto, otra especie de tomate pequeño

mercado surquillo lima

Aguaje. A esta fruta la consumen las mujeres como energizante (el vendedor me dice que lo hombres no la consumen porque los vuelve afeminados)

mercado surquillo lima

Esta extraña fruta se llama Tentona.

Es sorprendente la cantidad y variedad de productos que se cultivan en Perú. Los valles, pero también cada metro cuadrado de las sierras, están tapizados de hortalizas y cereales. Cuando vamos por la ruta, y pasamos por las localidades cordilleranas, vemos pequeñas parcelas verdes y geométricas que abarcan las laderas y trepan hasta la cima de las montañas.

En el Mercado de Surquillo se consiguen frutas y verduras de las sierras, pero también flores de Ecuador y Colombia. Recorrerlo es un ejercicio de los sentidos: escuchamos los golpes de los cuchillos en los puestos de pescados, olemos extraños aromas en los puestos de salsas y especias, palpamos y probamos frutas de exóticas texturas y sabores.

mercado surquillo lima

Una puestera limpia una corvina

mercado surquillo lima

Cerdos

Datos de interés para visitar el Mercado de Surquillo:

El Mercado de Surquillo está ubicado en Av. Paseo de la República y calle Narciso de la Colina. Para que tengan una referencia, desde el Parque Kennedy, en el barrio de Miraflores, se puede llegar caminando (está a menos de 10 cuadras). Ver ubicación del Mercado de Surquillo en Google Maps.

Los fines de semana se realiza una feria gastronómica donde se preparan y se venden diversos platos, sopas, salsas y jugos de frutas de la selva.

mercado surquillo lima

San Jocesito de Porrás, el santo del Mercado de Surquillo

7 Comentarios

  1. Me encanta ese mercado, me queda bastante cerca de casa. Lo visito mucho y reconocí muchos de sus puestos. Tengo mis caseros ahí. Así llamamos en el Perú a quien te vende las provisiones habituales, y ese mismo nombre que dan los vendedores a sus clientes habituales.
    Como todos los mercados, tiene un encanto propio.
    ¿Fuiste a Polvos Azules? Si sigues por acá y no conoces el sitio, te lo recomiendo.

  2. El santo es San Martin de Porres

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.